DIY: Calendario de Adviento


Bueno, pues in extremis pero al final he terminado el calendario de Adviento, y lo he hecho a tiempo. La verdad es que llegó un momento en el que pensaba que no lo tendría. Quería publicar el post ayer pero estuve atareada con la inauguración de la segunda consulta y esta última semana ha sido durísima. 
En mi casa nunca se hizo el calendario de Adviento y la verdad, hasta hace muy poquito no sabía ni qué era. Fue raíz de hablar con una amiga que ella sí lo ha hecho toda la vida, que decidí informarme. No os contaré aquí la historia que podéis encontrar fácilmente en internet. Pero sí os explicaré el motivo que me ha llevado a instaurar esta tradición en casa. 
El calendario de Adviento enseña a los niños a ser pacientes, a esperar la Navidad, ya que ellos no tienen el mismo concepto del tiempo. Además, el hecho de abrir una bolsa cada día, hace que aprenda a tolerar ciertas frustraciones. 

En un principio, me parecía una burrada hacer un regalito cada día, que ni que fuera mini, no encuentro que sea una forma adecuada de gestionar un aprendizaje. Pero luego pensé que no era necesario que fueran regalos, simplemente cosas simbólicas. Ayer por ejemplo, que era el primer día, le pusimos una fotografía INSTAX de sí mismo. Mañana por ejemplo, una mini galleta de chocolate, que como nunca le damos, será algo especial. Al siguiente una fotografía del Mic, que le encanta. Mientras la estaba haciendo pensábamos que sería una locura porque una vez abriera una bolsita, querría abrirlas todas y tendríamos un problema. El primer y segundo día no lo ha hecho, parece que ha entendido el concepto. Ya veremos mañana ... no cantemos victoria. 

Bueno, pues una vez tuvimos claro que sí haríamos el calendario de Adviento, tocaba pensar ... con qué? tenía claro que quería que fuera artesano y hecho por mí. Encontré esta idea por internet (no sé dónde) sólo que las bolsitas las hacían con rollos de cartón. Y pensé, y si hago bolsitas de ropa? Y de repente me imaginé con el calendario colgado, las bolsitas limpias pero viejecitas, la madera de la que cuelgan envejecida y junto a mis nietos. A lo mejor no tengo nietos o tal vez se pierde el próximo año, vamos, que se me va la olla bastante. Pero me hacía ilusión que fuera de materiales perdurables y hecho totalmente por mí. Si deseáis hacerlo para el próximo año y le preocupa hacer las bolsitas de ropa, sólo deciros que es muy fácil. Una tarde vino mi suegra, me enseñó a coser y esa misma noche las terminé. 

Materiales que necesitamos: 
6 palos de madera de 40 cm 
Un cordel rústico 
Tela blanca fina: no entiendo de telas, dije en la tienda para que era. 
Cordón fino de color rojo foam rojo 

PASOS
1. Perforar los extremos de las maderas para pasar el cordel: esto me lo hizo mi suegro. 
2. Recortar la tela de las bolsas. Yo hice un patrón de 13cmX10cm, más 1 cm de los extremos para coser. 
3. Coser las bolsas. 
4. Hacer un agujero en la parte de arriba de las bolsas con un palo de las brochetas. 
5. Pasar el cordel rústico por los agujeros de las maderas, haciendo un nudo debajo de cada una para que las maderas se mantengan sostenidas. Recordad calcular la distancia entre una y otra y que sea igual en todas. Yo dejé 20 cm entre cada una. 
6. Imprimir unas plantillas de números y recortarlas. 
7. Dibujar los números en foam rojo: os recomiendo dibujar a la inversa porque al recortarlas no se vea el bolígrafo. 
8. Pegar los números en las bolsas: yo lo hice con un pegamento caliente que Ferran tenía por el taller. Va con una pistola que calienta el pegamento y la pones a la superficie a pegar. No sé si es el más adecuado, pero es lo que tenía y ha funcionado. 
9. Pasar el cordel rojo por las bolsas y las atamos a los postes. Cuatro bolsas en cada palo. Pues eso es todo. Espero que para el año que viene os animéis a hacerlo. 






  1. Bé, doncs in extremis però al final he acabat el calendari d’Advent, y ho he fet a temps. La veritat es que va arribar un moment en el que pensava que no ho tindria. Volia publicar el post ahir però vaig estar atrafegada amb la inauguració de la segona consulta y aquesta última setmana ha estat duríssima. 
  2. A casa meva mai es va fer el calendari d’Advent i la veritat, fins fa molt poquet no sabia ni què era. Va ser arrel de parlar amb una amiga que ella sí que ho ha fet tota la vida, que vaig decidir informar-me. No us explicaré aquí la historia que podeu trobar fàcilment a internet. Però sí us explicaré el motiu que m’ha portat a instaurar aquesta tradició a casa. 
  3. El calendari d’Advent ensenya als nens a ser pacients, a esperar el Nadal, ja que ells no tenen el mateix concepte del temps. A més, el fet d’obrir-ne un cada dia, fa que aprengui a tolerar certes frustracions. 
  4.  
  5. En un principi, em semblava una burrada fer un regalet cada dia, que ni que fos mini, no trobo que sigui una forma adequada de gestionar un aprenentatge. Però després vaig pensar que no calia que fossin regals, simplement coses simbòliques. Ahir per exemple, que era el primer dia, li vam posar una fotografia instax d’ell mateix. Demà per exemple, una mini galleta de xoco, que com que mai n’hi donem, serà quelcom especial. Al següent una fotografia del Mic, que li encanta. Mentre l’estava fent pensàvem que seria una bojeria perquè un cop obrís una bosseta, voldria obrir-les totes i tindríem un problema. El primer dia no ho ha fet, sembla que ha entès el concepte. Ja veurem demà...no cantem victoria. 
  6.  
  7. Bé, doncs un cop vam tenir clar que sí que faríem el calendari d’Advent, tocava pensar...quin? tenia clar que volia que fos artesà i fet per mi. Vaig trobar aquesta idea per internet (no sé on) només que les bossetes les feien amb rotllos de cartró. I vaig pensar, i si faig bossetes de roba? I de cop em vaig imaginar amb el calendari penjat, les bossetes netes però velletes, la fusta de la que pengen envellida i al costat dels meus néts. Que potser no tinc néts o potser es perd l’any que ve, que se me’n va l’olla bastant. Però em feia il•lusió que fos de materials perdurables i fet totalment per mi. Si el voleu fer per l’any que ve i us preocupa fer les bossetes de roba, només dir-vos que és molt fàcil. Una tarda va venir m’ha sogra, em va ensenyar a cosir i aquella mateixa nit les vaig acabar. 
  8.  
  9. MATERIALS QUE NECESSITAREU  
  10. 6 pals de fusta de 40 cm 
  11. Un cordill rústic Tela blanca fina : no entenc de teles, vaig dir a la botiga per a que era. 
  12. Cordill fi de color vermell 
  13. Foam vermell 
  14.  
  15. PASSOS: 
  16.  1. Foradar els extrems de les fustes per a passar el cordill: això m’ho va fer el meu sogre. 
  17. 2. Retallar la tela de les bosses. Jo vaig fer un patró de 13cmX10cm , més 1 cm dels extrems per cosir. 
  18. 3. Cosir les bosses. 
  19. 4. Fer un forat a la part de dalt de les bosses amb un pal de les brotxetes. 
  20. 5. Passar el cordill rústic pels forats de les fustes, fent un nus a sota de cada una per a que les fustes es mantinguin sostenides. Recordeu calcular la distància entre una i altra i que sigui igual en totes. Jo vaig deixar 20 cm entre cada una. 
  21. 6. Imprimir unes plantilles de números i retallar-les. 
  22. 7. Dibuixar els números al foam vermell: us recomano dibuixar-los a la inversa perquè al retallar-les no es vegi el bolígraf. 
  23. 8. Enganxar els números a les bosses : jo ho vaig fer amb una cola calenta que Ferran tenia pel taller. Va amb una pistola que escalfa la pega i la poses a la superfície a enganxar. No sé si és el més adequat, però és el que tenia i ha funcionat. 
  24. 9. Passar el cordill vermell per les bosses i les lliguem als pals. Quatre bosses a cada pal. 
  25.  
  26. Doncs això és tot. Espero que per l’any que ve us animeu a fer-lo.

0 comentarios